356x237

Artista

Buena Vista Social Club

Acerca de Buena Vista Social Club

En la Habana de los años de 1930 y 1940, ritmos como mambo, charanga, pachanga, cha-cha-cha, rumba y son montuno nacían y se firmaban en los clubs frecuentados por músicos y jugadores. Uno de esos clubes era Buena Vista Social Club, que cerró sus puertas en la década de 50. Más de 40 años después, el músico cubano Juan de Marcos González y el guitarrista americano Ry Cooder recorrieron Habana en busca de músicos que habían tocado en aquel club. Y así nació uno de los más fabulosos álbumes de fines de siglo, Buena Vista Social Club, de 1997. Entre los remanecientes estaban Ibrahim Ferrer, Compay Segundo y Rubén González. Buena Vista se tornó, también, una película, dirigida por Win Wenders, y un proyecto que hoy reúne músicos cubanos de antaño en shows por el mundo. Gracias al proyecto, canciones como “Chan Chan”, “De Camino a La Vereda” y la versión de Ferrer para “Dos Gardenias” se tornaron conocidas además de la isla.

356x237

Buena Vista Social Club

En la Habana de los años de 1930 y 1940, ritmos como mambo, charanga, pachanga, cha-cha-cha, rumba y son montuno nacían y se firmaban en los clubs frecuentados por músicos y jugadores. Uno de esos clubes era Buena Vista Social Club, que cerró sus puertas en la década de 50. Más de 40 años después, el músico cubano Juan de Marcos González y el guitarrista americano Ry Cooder recorrieron Habana en busca de músicos que habían tocado en aquel club. Y así nació uno de los más fabulosos álbumes de fines de siglo, Buena Vista Social Club, de 1997. Entre los remanecientes estaban Ibrahim Ferrer, Compay Segundo y Rubén González. Buena Vista se tornó, también, una película, dirigida por Win Wenders, y un proyecto que hoy reúne músicos cubanos de antaño en shows por el mundo. Gracias al proyecto, canciones como “Chan Chan”, “De Camino a La Vereda” y la versión de Ferrer para “Dos Gardenias” se tornaron conocidas además de la isla.

Acerca de Buena Vista Social Club

En la Habana de los años de 1930 y 1940, ritmos como mambo, charanga, pachanga, cha-cha-cha, rumba y son montuno nacían y se firmaban en los clubs frecuentados por músicos y jugadores. Uno de esos clubes era Buena Vista Social Club, que cerró sus puertas en la década de 50. Más de 40 años después, el músico cubano Juan de Marcos González y el guitarrista americano Ry Cooder recorrieron Habana en busca de músicos que habían tocado en aquel club. Y así nació uno de los más fabulosos álbumes de fines de siglo, Buena Vista Social Club, de 1997. Entre los remanecientes estaban Ibrahim Ferrer, Compay Segundo y Rubén González. Buena Vista se tornó, también, una película, dirigida por Win Wenders, y un proyecto que hoy reúne músicos cubanos de antaño en shows por el mundo. Gracias al proyecto, canciones como “Chan Chan”, “De Camino a La Vereda” y la versión de Ferrer para “Dos Gardenias” se tornaron conocidas además de la isla.

Acerca de Buena Vista Social Club

En la Habana de los años de 1930 y 1940, ritmos como mambo, charanga, pachanga, cha-cha-cha, rumba y son montuno nacían y se firmaban en los clubs frecuentados por músicos y jugadores. Uno de esos clubes era Buena Vista Social Club, que cerró sus puertas en la década de 50. Más de 40 años después, el músico cubano Juan de Marcos González y el guitarrista americano Ry Cooder recorrieron Habana en busca de músicos que habían tocado en aquel club. Y así nació uno de los más fabulosos álbumes de fines de siglo, Buena Vista Social Club, de 1997. Entre los remanecientes estaban Ibrahim Ferrer, Compay Segundo y Rubén González. Buena Vista se tornó, también, una película, dirigida por Win Wenders, y un proyecto que hoy reúne músicos cubanos de antaño en shows por el mundo. Gracias al proyecto, canciones como “Chan Chan”, “De Camino a La Vereda” y la versión de Ferrer para “Dos Gardenias” se tornaron conocidas además de la isla.

Disponible en iOS, Android, Windows y Web

Música ilimitada en cualquier lugar. Millones de canciones y todos los géneros.

Disponible en iOS, Android, Windows y Web